sabanas de santa clara

Fecha de creación, marco legal:  Se crea en 1971 y se aprueba legalmente por el Acuerdo 4262/2001 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros de Cuba.

Categoría de manejo: Reserva Florística Manejada.

Localización: Provincia Villa Clara.

Grado de significación: Nacional.

Superficie:    7 237,00 ha. Totalmente terrestre.

Administración: Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna (ENPFF).

Servicios para el visitante: No posee.


Valores del Área:

La Reserva Florística Manejada Sabanas de Santa Clara se ubica dentro de las Alturas de Cubanacán, en el municipio de Santa Clara. Sus 2 principales vías de acceso son la carretera central y la carretera de Báez, de las cuales parte una amplia red de viales de orden inferior hacia diferentes zonas del área.

Las rocas metamórficas aparecen en el área como inclusiones de una matriz tectónica de serpentinitas, formando densas agrupaciones desde pequeños bloques, hasta pequeñas cadenas de alturas, como en el macizo de la Sierra Alta de Agabama, donde se localizan bloques grandes y abundantes. La zona forma parte del eje serpentínico que atraviesa nuestra isla de este a oeste. Su morfogénesis se define como un relieve estructuro-denudativo y litomórfico, producto de la denudación selectiva en condiciones de peniplanicie, con edades que oscilan desde el período neógeno-cuaternario. Derivado de ello se ha desarrollado la red hidrográfica actual, que ha conformado y modelado el complejo de elementos del relieve que hoy se expresan en su paisaje. La altura máxima del área es de 478 msnm.

Dentro de la flora del área se registran 426 especies, de las cuales son endemismos: 14 locales, 17 de Cuba Central y 59 nacionales. Un género de la flora en esta área es endémico cubano. Entre las especies más amenazadas de su flora se encuentran Melocactus actinacantus, especie de cactus endémica local en peligro crítico (CR) y uno de los principales valores que sustentan la declaración de esta Reserva; Pilosocereus sp., cactus endémico en peligro crítico (CR), del que solo existe una población en condiciones naturales con un total de 27 individuos; Eugenia anthacanthoides y Guettarda clarensis ambas especies amenazadas; Eugenia subdisticha, especie endémica,  y Erythroxilum echinodendron, en peligro crítico (CR).

La vegetación predominante del área es el matorral xeromorfo espinoso sobre serpentinas (cuabal), de alto interés ecológico y florístico por presentar alto endemismo. El cuabal presente en esta área se considera uno de los más conservados de Cuba y el Continente Americano, con 355 especies de plantas y 28 % de endemismo.

En relación a la fauna se destacan los invertebrados, se encuentran identificados 11 moluscos: 7 dulceacuícolas y 10 terrestres, entre estos últimos, especies de  Liguus que resultan joyas de la malacofauna cubana. Del total de especies de la fauna se registran 7 especies de anfibios, con 5 endémicos, 96 especies de aves, de las cuales 12 son endémicas, y 4 especies de mamíferos, entre ellos las jutías (Capromys pilorides y Mysateles prehensilis)El área forma parte de 5 cuencas hidrográficas que abarcan unos 21 km de longitud fluvial y más de 12 000 ha., las cuales  suministran agua a la presa Minerva, utilizada para el riego y abasto a la población.

Dentro de la reserva aún perduran los restos de un antiguo fuerte del ejército español construido durante la época colonial.

Archivo CNAP. Plan de Manejo Reserva Florística Manejada Sabanas de Santa Clara (2009-2013). Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna, MINAGRI.Villa Clara.