Mogotes de jumagua

Fecha de creación, marco legal:  Se crea en 1984 y se aprueba legalmente por el Acuerdo 6291/2008 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros de Cuba.

Categoría de manejo: Reserva Ecológica.

Localización: Provincia Villa Clara.

Grado de significación: Nacional.

Superficie: 453,00 ha. Totalmente terrestre.

Administración: Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna (ENPFF).

Servicios para el visitante: No posee.


Valores del Área:

La Reserva Ecológica Mogotes de Jumagua se encuentra ubicada al centro-norte de Cuba, a 5½ km al noroeste de la ciudad de Sagua la Grande y 2 km al norte del poblado Chinchila en el municipio Sagua La Grande. Las rocas predominantes en el área son sedimentarias principalmente calizas con evidencias de procesos de cavernamiento en las zonas más elevadas. El relieve es llano y bajo. En los mogotes predominan los procesos erosivos y acumulativos en las zonas llanas circundantes. Destaca en la reserva, el sistema de 8 elevaciones en forma de mogotes con orientación sureste-noroeste en medio de la llanura, con una altura máxima de 86.8 msnm. Parte de este sistema contiene 11 cavernas, que constituyen refugio para la fauna del área. Sus pendientes abruptas y la existencia de farallones casi perpendiculares se debe a la ocurrencia de fuertes procesos gravitacionales que producen fenómenos de retroceso paralelo de pendientes, dados por la infiltración del agua y unido a procesos mecánicos-biológicos que provocan la fracturación de la roca, depositándose en forma de carsolitos en la base.

La mayor parte de la flora de esta localidad es de origen cársico. Mogotes de Jumagua se ha nutrido de los centros de evolución de la flora cársica del oriente y del occidente del país, a través de las rutas migratorias planteadas por Borhidi y Muñiz (1985). El aislamiento a que ha estado sometida el área ha permitido que se constituya como un centro, en el cual se han originado 2 endemismos locales.

En solo 453,00 ha. que ocupa la totalidad de la Reserva se han inventariado hasta la actualidad 421 especies de plantas vasculares, agrupadas en 302 géneros y 106 familias, lo que demuestra su alta riqueza taxonómica. Las familias más representadas son Fabaceae y Poaceae, con 18 especies cada una, sigue en orden Cyperaceae, con 15, mientras que Rubiaceae, Orchidaceae, Asteraceae, Bignoniaceae, Malvaceae, Moraceae, Euphorbiaceae, Boraginaceae y Bromeliaceae cuentan con más de 10 especies. Del total de especies, 48 son endemismos cubanos, destacándose la palma de Jumagua (Hemithrinax ekmaniana), endémica local. En las alturas cársicas se encuentran 23 endémicos y 17 en la zona de humedal, mientras que 8 son comunes a ambos ecótopos.

Entre los invertebrados resultan de especial interés los moluscos, de los que se han reportado 93 especies, de ellas 3 son endémicas locales y una subespecie endémica, todos pertenecientes a la familia Urocoptidae que vulgarmente se denominan barrenitos o trompeteros (Torrecoptis acicularis, Torrecoptis pallidula, Torrecoptis mameyensis jumaguensis, Cochlodinella jumaguensis).

Se conoce de la existencia de 6 especies de anfibios, entre los que se destaca la ranita endémica Eleutherodactylus varleyi; 19 de reptiles, de los cuales 9 son endémicos, como el chipojo verde (Anolis equestris), el majá de Santa María (Epicrates angulifer), la jicotea (Trachemys decussata) y el majá bobo (Tropidophis melanurus).

Se han reportado 98 especies de aves y algunas de las endémicas que se pueden avistar son: cartacuba (Todus multicor), tocororo (Priotelus temnurus), carpintero verde (Xiphidiopicus percussus), sijú cotunto (Gymnoglaux lawrencii), sijú platanero (Glaucidium siju) y el catey (Aratinga euops). Sobre esta última especie se realizan acciones de manejo desde la década de los 90 del siglo XX.

El territorio fue asiento de comunidades aborígenes que se desarrollaron en los estadios del Paleolítico y Mesolítico. Se han hallado sitios de interés paleontológico, como el mural del Megalocnus, en la Cueva del Agua. Por constituir el accidente geográfico más representativo de la localidad, por su gran contraste en el paisaje y su simbolismo, el 6 de octubre de 1863 los Mogotes de Jumagua fueron incluidos en el cuartel superior del Escudo Municipal de Sagua la Grande, al igual que la palma de Jumagua, especie endémica local que forma parte del escudo de la provincia de Villa Clara.

Archivo CNAP. Plan de Manejo Reserva Ecológica Mogotes de Jumagua (2011-2015). Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna, MINAGRI. Villa Clara.