pico san juan

Fecha de creación, marco legal:  Se crea en 2011. Actualmente se encuentra en proceso para su aprobación por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros de Cuba.

Categoría de manejo: Reserva Ecológica.

Localización: Provincia Cienfuegos.

Grado de significación: Nacional.

Superficie: 2 945,00 ha. Totalmente terrestre.

Administración: Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), representado por el Jardín Botánico de Cienfuegos (JBC).

Servicios para el visitante: No posee.


Valores del Área:

La Reserva Ecológica Pico San Juan se encuentra en la zona montañosa del municipio de Cumanayagua, al centro Sur de Cuba. Es el territorio de mayor altura del Macizo Montañoso Guamuhaya y se reconoce como el techo del Escambray. El acceso se realiza desde el vial principal que atraviesa el territorio y conecta a un grupo de asentamientos, desde el poblado de San Blas hasta Cuatro Vientos.

El relieve es quebrado y con fuertes pendientes hasta el Pico San Juan. Esta zona por sus condiciones físicas y orográficas, funciona como un colector natural de acuíferos que alimentan un grupo de cuencas hidrográficas, como las del río Arimao y Hanabanilla, esta última de interés nacional y principal fuente de abasto de agua potable a las ciudades de Cienfuegos y Santa Clara. De aquí también se nutren los ríos San Juan, Hondo y Cabagán. Las zonas más bajas del área se encuentran por encima de los 700 msnm  y las más elevadas sobrepasan los 1000 msnm: alturas Mandulo, con 1 057 msnm, y Cuevitas, con 1 087 msnm, culminando con el Pico San Juan, que se encuentra a 1 140 msnm. El área posee alta diversidad de paisajes como resultado de la variación altitudinal, la diferenciación geólogo-geomorfológica, los suelos y la acción antrópica.

Es significativa la abundancia de especies de piperáceas, rubiáceas, y otras plantas con alto endemismo, las que alcanzan un poco más de 80 familias botánicas. Dentro de las formaciones vegetales existentes se aprecian el complejo de vegetación de mogotes, bosques de galería, pinares y pluvisilva montana, esta última resulta un monte siempreverde con presencia exuberante de plantas epifitas, musgos, líquenes y helechos. En esta zona se pueden admirar verdaderas joyas de la botánica cubana como son los helechos Bouthrychium virginianum, Polysticum echinatum y Chapthallia rocana, así como la única planta carnívora del Escambray Pinguicula jackii, o las pequeñas dorstenias, parientes de nuestros jagüeyes, el raro mantequero (Magnolia cubensis) o el cuajaní (Prunas occidentales). Se ha podido constatar la presencia de especies vegetales con géneros idénticos a los presentes en los mogotes de la provincia de Pinar del Río en el extremo occidental del país, lo que le confiere al área un especial interés para la conservación.

La fauna es variada y abundante, destacándose entre los mamíferos la jutía conga (Capromys pilorides) y las colonias de murciélagos Dactilopterus volitans y Artibeus jamaicensis, esta última resulta la colonia de la especie ubicada a mayor altitud en Cuba (958 msnm). Es significativa la presencia de una abundante población de pericos o cateyes (Aratinga euops), en la zona de Mandulo, famosa en toda Cuba por utilizar los farallones rocosos para anidar. Además de varias especies de lagartos, pequeñas serpientes, así como una amplia representación de invertebrados hacen del área un espacio muy importante para la conservación e investigación.

En el Pico San Juan, punto culminante del área y la mayor altura de la región centro- occidental del país, se encuentra un radar meteorológico que aporta información valiosa para conformar los pronósticos sobre el estado del tiempo tanto local como nacional.

Archivo CNAP. Expediente de la Reserva Ecológica Pico San Juan,  para su presentación al CECM