yunque de baracoa

Fecha de creación, marco legal: Se crea en 2004 y se aprueba legalmente por el Acuerdo 7233/2012 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros de Cuba.

Categoría de manejo: Elemento Natural Destacado.

Reconocimiento nacional e internacional: Monumento Nacional.

Localización: Provincia Guantánamo.

Grado de significación: Nacional.

Superficie: 2 145,00 ha. Totalmente terrestre.

Administración: Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna (ENPFF).

Servicios para el visitante: Senderismo.


Valores del Área:

El Área Protegida Yunque de Baracoa se ubica al noroeste de la ciudad y municipio Baracoa, ocupa parte de las cuencas de los ríos Toa y Duaba en los extremos norte y sur respectivamente, en la Sierra del Purial del Macizo Montañoso Nipe-Sagua-Baracoa. Constituye una de las zonas núcleo del Área Protegida de Recursos Manejados, Reserva de Biosfera Cuchillas del Toa. El acceso se realiza desde la carretera Baracoa-Moa, comunidad de Mabujabo, a 4 km en dirección a la Base de Campismo Baracoa, y desde la vía Mulata, a 8 km de la intersección con la carretera Baracoa-Moa por la comunidad del Juncal.

En su naturaleza tectónica predominan 2 conjuntos litológicos: las ofiolitas del complejo Moa-Baracoa y las metavulcanitas del grupo Sierra del Purial; en menor grado se localizan vulcanitas del Cretácico, formaciones sedimentarias y vulcanógenas sedimentarias. Su geomorfología ocupa una posición privilegiada, emergiendo en forma de pequeña meseta, testigo de una antigua y alta superficie caliza que fue diseccionada o cortada por la erosión a lo largo de un proceso de millones de años. En sus alrededores encontramos elevaciones en forma de pico, con laderas abruptas y una singular estructura caliza de aproximadamente 300 m de ancho y 1 000 de largo, que se levanta desde los 60 msnm en su base, hasta alcanzar los 576,1 msnm.

La flora del Yunque de Baracoa es muy rica y variada. Se han listado 429 especies de plantas pertenecientes a 129 familias, y se estima la existencia de más de 1 000 especies. Estudios realizados reportan 207 taxa infragenéricos de hepáticas y 93 de musgos, y 970 taxa de pteridofitas y espermatofitas. Estas últimas son las más estudiadas; siendo las familias Rubiaceae, Asteraceae, Melastomataceae, Euphorbiaceae y Fabaceae las mejores representadas. Existe un género endémico, Ekmania, y alrededor de 25 plantas son endémicos locales como la Coccothrinax yunquensis, palma exclusiva de esos farallones. Con algún grado de amenaza se presentan: Protium cubense, Calophyllum utile, Podocarpus ekmanii, Manilkara mayarensis, Micropolis polita.

La fauna del área ha sido poco estudiada, pero en la actualidad se conocen especies de invertebrados, entre las que se destacan 28 especies de insectos que corresponden a 2 familias; los moluscos, con 21 especie de 12 familias; del total de especies, 11 son endémicos. Las mariposas diurnas están muy bien representados y con poblaciones de especies endémicas como Parides gundlachianus.

Los anfibios alcanzan las 8 especies, 20 especies de reptiles, la herpetofauna presenta algunos endémicos regionales con categoría de amenaza como Eleutherodactylus acmonis, E. orientales, Diloglossus nigropunctatus, Anolis cyanopleurus, Arrhyton supernum. Se han listado 127 especies de aves, con importantes poblaciones de cotorras (Amazona leucocephala). En las décadas de los años 70, 80 y 90 del siglo XX se encontraron evidencias del gavilán caguarero (Chondrohierax wilsonii), especie de accipítrido más amenazado de extinción en la actualidad.

Se han reportado 2 especies: jutía conga (Capromys pilorides), endémica de Cuba, y la jutía andaraz (Mesocapromys melanurus), endémica de la Región Oriental, categorizada como vulnerable (VU).

Las primeras poblaciones que allí se asentaron, arribaron en sucesivas oleadas a través de los arcos insulares del Mar Caribe y el Océano Atlántico, se concentraron en comunidades cercanas a la desembocadura de los ríos Toa y Duaba y en el litoral. Con la conquista y colonización de la isla, los españoles fundaron la ciudad de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa, primera capital de Cuba en 1512. La presencia de los colonizadores en el área a partir de 1509 obligó el repliegue de los indígenas hacia las zonas interiores, lo que dio lugar a una paulatina penetración, ocupación y asentamientos humanos hacia la profundidad territorial y por primera vez en aquellos parajes.

El Yunque sirvió de refugios a indios y negros cimarrones, y en sus laderas se encuentran las ruinas de casas señoriales construidas por los franceses que arribaron a Cuba procedentes de Haití. Por su importancia histórica y geográfica, el Yunque aparece en el escudo de armas de la ciudad de Baracoa, concebido según Real Orden de 1838 por la Reina de España. En 1979 se declaró el Yunque de Baracoa Monumento Nacional en acto histórico realizado en la cima de esta majestuosa montaña, presidido por Antonio Núñez Jiménez.

Archivo CNAP. Plan de Manejo Elemento Natural Destacado Yunque de Baracoa (2011-2015). Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna, MINAGRI. Guantánamo.