monte de barrancas

Fecha de creación, marco legal:  Se crea en 2005 y se aprueba legalmente por el Acuerdo 6871/2010 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros de Cuba.

Categoría de manejo: Reserva Florística Manejada.

Localización: Provincia Santiago de Cuba.

Grado de significación: Local.

Superficie:    311,40 ha. Totalmente terrestre.

Administración: Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna (ENPFF).

Servicios para el visitante: No posee.


Valores del Área:

La Reserva Florística Manejada Monte de Barrancas se encuentra en la parte más elevada de la llanura Palma-San Luis, en el municipio de Palma Soriano, 35 km al noroeste de esa ciudad en la provincia de Santiago de Cuba. El ingreso al área se realiza tomando la carretera que conduce a la comunidad de Carmelié, siguiendo esa vía a 32 km se encuentra la Estación Biológica y administración del área.

Geológicamente está compuesta por margas y, en menor cantidad, calizas órgano-detríticas del Oligoceno-Mioceno, así como aleurolitas, margas y calizas del Oligoceno-Mioceno Inferior; conglomerados polimícticos del Oligoceno-Mioceno, correspondientes a la formación Bitirí y rocas de la formación San Luis, con presencia de areniscas y aleurolitas calcáreas. La zona se corresponde con colinas ligeramente inclinadas que sobresalen de los llanos circundantes, con altitudes que oscilan entre 120 y 203 msnm, esta última mayor altura dentro del área. Las crestas son monoclinales carbonatadas falladas, que en proceso exógeno reciente dio origen a cuencas erosivas, erosivo-denudativas y erosivo-acumulativas.

Su flora está compuesta por 210 taxones infragenéricos agrupados en 68 familias y 164 géneros, de estos últimos 19 son endémicos. Se reportan 4 especies de monilófitos (helechos) pertenecientes a las familias Polypodiaceae (Microgramma sp.), Anemiaceae (Anemia adiantifolia) y Pteridaceae (Pteris sp. y Adiantum sp.). En relación a los líquenes corticícolas, existen en el área 114 especies, de ellas 56 identificadas hasta el nivel específico, 27 hasta el de género y 9 hasta el nivel de familia, reportándose de manera general 21 géneros y 14 familias. 

La especie Rochefortia oblongata, se encuentra restringida al sector costero Media Luna-Cabo Cruz-Baconao. Algunos endémicos orientales son: Garcinia polyneura, Connarus reticulatus, Helietta cubensis, Alvaradoa arborescens, Platygyne dentata y Rochefortia oblongata, mientras que, Garcinia aristata, Espadaea amoena, Distictis gnaphalanta, Erythroxylon havanense y Ziziphus havanensis son endémicos cubanos. Las especies restringidas al sector oriental son multisectoriales: Malpighia suberosa y Ravenia spectabilis.

Solo 3 especies se encuentran amenazadas según la Lista Roja de Cuba, con 2 especies en peligro (EN): R. oblongata y G. aristata, y 1 vulnerable: Sideroxylon jubilla.

Dentro de la diversidad faunística de la reserva los arácnidos alcanzan las 121 especies, agrupados en 22 familias, con un 90,08 % de endemismo. En los cuerpos de agua resalta la presencia de 57 especies de coleópteros acuáticos, 22 especies de odonatos y 28 de dípteros, y se han listado 16 especies de moluscos terrestres con 93,75 % de endemismo. Son notorias dentro de este grupo las especies Polymita venusta, Liguus fasciatus, Veronicella cubensis, Hemitrochus lucipeta, Emoda pulcherrima, Macroceramus canimarensis y Oleacina solidula.

En relación a los anfibios el área posee 7 especies, de las cuales 5 son endémicas. Dentro de este pequeño grupo resalta la presencia de 4 especies del género Eleutherodactylus, todas endémicas y consideradas como vulnerables (VU). Los reptiles constituyen otro importante grupo, con 22 especies.

Se han listado 56 especies de la avifauna, agrupadas en 13 órdenes, 28 familias y 50 géneros, de los cuales 3 son endémicos. Hay especies catalogadas raras y bajo diferentes categorías de amenaza, como Accipiter gundlachi en peligro (EN), Margarobyas lawrencii y Polioptila lembeyei vulnerable (VU).

Respecto a la mastofauna están presentes o existen reportes históricos de varias especies de la familia endémica antillana Capromyidae, como Capromys pilorides, Mysateles prehensilis y Mesocapromys melanurus, además de varias especies de quirópteros como: Artibeus jamaicensis, Phyllonycteris poeyi, Natalus lepidus, entre otras.

Esta área resulta el único relicto de bosque en la llanura correspondiente a la cuenca del Cauto, donde se desarrollan los bosques semicaducifolios sobre caliza; en el resto del territorio hay cultivos (caña de azúcar, cítricos y pastos). Se considera además que esta zona tuvo un papel fundamental en el intercambio de la biodiversidad entre el grupo montañoso Sagua-Baracoa y la Sierra Maestra, y como ruta migratoria de las especies del llano, lo cual corrobora su importancia biogeográfica.

Archivo CNAP. Plan de Manejo Reserva Florística Manejada Monte de Barrancas (2014-2018). Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna, MINAGRI. Santiago de Cuba.