reserva de biosfera baconao

Fecha de creación, marco legal:  Se crea en 1987 y se aprueba legalmente por el Acuerdo 6871/2010 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros de Cuba.

Categoría de manejo: Área Protegida de Recursos Manejados.

Reconocimiento nacional e internacional: Reserva de la Biosfera.

Localización: Provincias Santiago de Cuba y Guantánamo.

Grado de significación: Nacional.

Superficie: 84 887,00 ha., de ellas 82 772,00 terrestres y 2 115,00 marinas.

Administración: Junta de Administración.

Servicios para el visitante: Senderismo, observación de aves


Valores del Área:

La Reserva de la Biosfera Baconao se encuentra al este de la ciudad de Santiago de Cuba, en la porción oriental de la Sierra Maestra y toma áreas de sus terrazas costeras del sur, específicamente del sector Mar Verde, la Sierra de la Gran Piedra y las Alturas de Santa María del Loreto. Ocupa territorios en los municipios de Santiago de Cuba y Songo la Maya de la provincia de Santiago de Cuba; Niceto Pérez y Caimanera, de la provincia de Guantánamo. Se accede al área desde las carreteras de Santiago de Cuba-Baconao, Gran Piedra y el camino que conduce a la localidad de El Ramón, desde la carretera Santiago de Cuba-Guantánamo.

El área posee 8 grupos geológicos de edades diferentes, distribuidas desde las terrazas costeras de Mar-Verde Baconao hasta las Sierras, Larga y de la Gran Piedra. Las principales rocas son lavas andesíticas, riodasíticas, basálticas, tufitas e intercalaciones de calizas, calizas coralinas macizas, areniscas, calcarenitas tufitas, tobas calcáreas y calizas tobáceas. La zona manifiesta una tendencia al ascenso desde el Eoceno con amplia distribución de los fenómenos superficiales del Carso, destacándose los cañones, depresiones y cañadas cársicas, las dolinas, peñones y los campos de lapiés. El punto culminante del área es la Gran Piedra, montaña de 1 226 msnm, que corona un enorme bloque de brecha volcánica.

La flora conocida comprende aproximadamente 2 000 especies de plantas con flores (fanerógamas), 496 helechos y 277 briofitas. El endemismo conocido está representado por 273 especies de plantas con flores y 27 especies de helechos. La flora fanerógama amenazada está representada por 44 taxa.

Un fuerte contraste se aprecia entre la costa y la montaña; el sector costero de la Reserva tiene un total de 940 especies, 172 de ellas endémicas y 22 con categoría de amenaza. De otra parte, la pluvisilva montana se desarrolla a partir de los 900 a 1 000 msnm en la vertiente sur y de los 800 msnm en la vertiente norte, y constituye un complejo de ecosistemas con variaciones considerables respecto a sus características fisionómicas y funcionales, con gran cantidad de epífitas que cubren ramas completas y la parte baja de los troncos de los árboles; sobresale una gran variedad de bromeliáceas, helechos, hepáticas y musgos. Los pinares se encuentran localizados en la Sierra de la Gran Piedra y constituyen fragmentos aislados y pequeños, representados por la especie Pinus occidentalis.

Para la fauna se han listados 478 especies y 124 familias, distribuidas en 8 grupos: Arácnida, 140 especies y 7 órdenes. Entre los insectos se destaca el orden Lepidóptera, con un total de 120 especies de mariposas y 5 familias, lo que representa el 63,5 % de las especies cubanas, 42 de ellas endémicas. Se reportan 38 especies de moluscos terrestres de 15 familias y 27 géneros; del total de las especies, 33 son endémicos y 1 se encuentra en peligro crítico (CR), Polymita venusta. El número de peces asciende a 94 especies, pertenecientes a 38 familias, 1 de ellas consideradas vulnerables (VU), el verraco pluma (Balistes vetula).

En cuanto a los anfibios aparecen 17 especies, que pertenecen a 4 familias del único orden presente en Cuba, Anura. Del total de especies presentes, 15 de ellas son endémicas. Habitan 42 especies de reptiles (incluyendo 32 lagartijas, 8 serpientes, 1 anfisbénido y 1 tortuga), pertenecientes a 12 familias. Se han listado 153 especies de aves, agrupadas en 17 órdenes y 42 familias, 13 de ellas endémicas.

El área sustenta 14 especies de quirópteros y 3 roedores de la fauna autóctona. Se conoce también la presencia de 7 especies introducidas, que totalizan 24 especies y 8 familias de mamíferos.

Se destacan las especies endémicas Greta cubana y Anetia cubana, así como otras especies raras y carismáticas como Calisto sibylla, Anaea aidea cubana, Hamadryas februa, Hypna clytemnestra y Astraptes habana. Tres especies tienen distribución restringida: Sphaerodactylus ramsdeni, sólo conocido en la Sierra de la Gran Piedra y la meseta del Guaso; S. schwartzi, endémico de Loma Redonda en Hatibonico, y S. siboney, endémico local de la Reserva Ecológica Siboney-Justicí.

La Reserva de la Biosfera Baconao posee dentro de su perímetro 5 Áreas Protegidas con categorías más restrictivas: Reserva Natural El Retiro, Reserva Ecológica Siboney-Justicí, Reserva Ecológica Hatibonico, Reserva Ecológica Pico Mogote y el Paisaje Natural Protegido Gran Piedra. Por sus notables valores naturales fue declarada Reserva de Biosfera por la UNESCO en 1986.

El territorio posee significativos valores histórico-culturales, como las ruinas de los cafetales franco-haitianos establecidos en la Sierra de la Gran Piedra a finales del siglo XVIII, hallándose en la zona 121 sitios de este tipo en diferente estado de conservación: entre ellos sobresalen La Isabelica, La Idalia, La Gran Sofía y La Fraternidad, que fueron declarados también por la UNESCO en el 2001 Patrimonio de la Humanidad.

Archivo CNAP. Plan de Manejo Área Protegida de Recursos Manejados Reserva de la Biosfera Baconao (2014-2019). Centro Oriental de Ecosistemas y Biodiversidad (BIOECO), CITMA. Santiago de Cuba.