el gigante

Fecha de creación, marco legal:  Se crea en 2001 y se aprueba legalmente por el Acuerdo 6871/2010 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros de Cuba.

Categoría de manejo: Reserva Ecológica.

Localización: Provincia Granma.

Grado de significación: Local.

Superficie:    1 287,00 ha. Totalmente terrestre.

Administración: Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna (ENPFF).

Servicios para el visitante: No posee.


Valores del Área:

La Reserva Ecológica El Gigante se localiza en la vertiente norte, muy próxima al parteaguas principal de la Sierra Maestra, justo en la divisoria principal de las cuencas de los ríos Guamá y Guisa, al sureste de la ciudad de Guisa del municipio homónimo en donde ocupa su superficie. Esta Área Protegida presenta como accesos la carretera de 20 km desde Guisa a Victorino, realizándose el ascenso por varios caminos que existen al sur de la comunidad de Victorino, desde Cebolla Blanca, La Mexicana, Las Golondrinas, Naranjo Dulce y Las Canarias.

Desde el punto de vista geológico predomina el grupo indiferenciado El Cobre, de edad Paleoceno-Eoceno. Formado por rocas vulcanógenas y vulcanógeno-sedimentarias, agrietadas y de tamaños considerables, que constituyen miradores naturales de extraordinaria belleza. Se presenta un relieve montañoso con pendientes abruptas en forma de crestas y muy inclinadas que, en conjunto, han aportado un carácter muy complejo al territorio y determinan la existencia de fuertes procesos erosivos-denudativos. La altura máxima es la loma El Gigante, a 1 332,4 msnm.

En la Reserva Ecológica se observa la presencia de las siguientes formaciones vegetales: el bosque pluvial montano o pluvisilva montana, localizado por encima de 600 msnm. El bosque de pinos (pinares) no son muy extensos y se desarrolla altitudinalmente desde los 250 msnm; la vegetación secundaria se manifiesta en especial en caminos abandonados y en pequeños lugares abiertos que han comenzado a mostrar una recuperación sucesional; en algunos lugares se ha establecido un estrato arbustivo o arbóreo de baja altura, con una cobertura de más del 80 %, donde dominan Cyrilla racemiflora, Cyathea parvula y Myrsine coriacea; aparecen algunos nanofanerófitos, como Clidemia hirta, Ossaea lanata y Clidemia umbellata.

Referido a la flora se han listado hasta el momento un aproximado de 100 taxones endémicos. La existencia de fanerógamas con algún grado de amenaza resulta de gran interés para la conservación y la reproducción in situ y ex situ de las mismas: marañón de la sierra alta o mantequero (Magnolia cubensis), categorizada en peligro (EN) según la Lista Roja de la Flora Vascular Cubana; marañón de la sierra baja (Magnolia minor ), casi amenazada (NT); sabicú de la maestra (Abarema maestrensis), en peligro crítico (CR); jubilla (Sideroxylon jubilla), especie endémica listada como casi amenazada (NT); Pachyanthus pedicellatus y Solonia reflexa, en peligro crítico (CR); roble blanco (Tabebuia shaferi Britton), casi amenazada (NT); Begonia alcarrasica y Begonia cubensis, vulnerable (VU).

Los procesos geológicos evolutivos ocurridos en el área favorecieron la abundancia, diversidad y endemismo de su fauna. En cuanto a la malacofauna terrestre se registran 24 familias, 60 géneros y 155 especies con el 75,14 % de endemismos. Se han encontrado 48 especies de arañas, agrupadas en 41 géneros y 22 familias, lo cual representa el 8 % de las especies conocidas en Cuba, 10 especies endémicas y 2 de ellas restringidas únicamente al macizo Sierra Maestra; las familias mejor representadas son Araneidae, Theridiidae y Tetragnathidae.

Se han observado 10 especies y 20 subespecies de mariposas diurnas, agrupados en 20 géneros, 8 subfamilias y 7 familias, de las cuales la más abundante es Pieridae con 12 especies, Hesperidae, 5; Papilionidae, 4; Nymphalidae, 3; Heliconidae, 3; Satyridae, 2, y solo 1 especie de Lycaenidae. Están presentes 7 especies de anfibios que pertenecen a 2 familias del orden Anura, el 100 % de ellas son endémicas. La clase Reptilia está compuesta por 8 especies y 3 familias, cada una representada por un solo género, destacándose la familia Iguanidae con el mayor número de especies, y el género Anolis, que conforma el 75 % de los reptiles del área, sobresale el endémico regional en peligro crítico (CR) culebrita de cuatro patas (Diploglossus garrioi).

Por su parte, las aves alcanzan las 51 especies, 10 endémicas de Cuba: gavilán colilargo (Accipiter gundlachi), sijú cotunto (Gymnoglaux lawrenciii), sijú platanero (Glaucidium siju), tocororo (Priotelus temnurus), cartacuba (Todus multicolor), carpintero verde (Xiphidiopicus percussus), juan chiví (Vireo gundlachii), ruiseñor (Myadestes elisabeth) y totí (Dives atroviolaceus).

Esta área posee un alto valor paisajístico y es de mucha utilidad para la investigación científica, constituye refugio y centro para la conservación de la biodiversidad en la zona.

Archivo CNAP. Plan de Manejo Reserva Ecológica El Gigante (2014-2018). Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna, MINAGRI. Granma.