centro y oeste de cayo coco

Fecha de creación, marco legal:  Se crea en 2004 y se aprueba legalmente por el Acuerdo 6803/2010 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros de Cuba.

Categoría de manejo: Reserva Ecológica.

Localización: Provincia Ciego de Ávila.

Grado de significación: Nacional.

Superficie: 36 040,00 ha., de ellas 17 855,90 terrestres y 18 184,10 marinas.

Administración: Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna (ENPFF).

Servicios para el visitante: Senderismo, recorridos ecuestres.


Valores del Área:

El área se ubica en cayo Coco, al norte del municipio de Morón, hacia la porción centro- oriental del Archipiélago Sabana-Camagüey. El acceso principal se realiza a través del pedraplén sobre viaducto que une a la isla de Cuba con la cayería norte de la provincia de Ciego de Ávila. El territorio está constituido en lo fundamental por rocas carbonatadas del Pleistoceno medio-superior (calcarenitas y biocalcarenitas), pertenecientes a la formación Jaimanitas, que afloran aisladamente en toda el área. La zona centro y oeste de Cayo Coco presenta un relieve joven, determinado por formas complejas (marinas y cársicas), con significativo predominio de los procesos acumulativos. Las formas del relieve terrestre-marino más comunes en el territorio son barras y dunas fósiles recientes, camellones de tormenta, playas, lagunas litorales y paleocauces, escarpas submarinas, canales de marea, cadenas de ripple marks, depósitos de arena, arrecifes coralinos en barreras, arrecifes coralinos relictos y surcos arenosos.

La flora identificada hasta el momento la representan 92 familias, 254 géneros y 450 especies, de ellas 55 endémicas.

Se reportan 383 especies de invertebrados terrestres, agrupadas en 3 clases, 22 órdenes y 109 familias, con 10 especies endémicas. Del total de especies, 356 son insectos. En cuanto a especies con valores significativos se encuentran Marpesia eleuchea eleuchea, Camponotus micrositus, Crematogaster sanguinea, endémicas de Cuba, una especie de molusco terrestre, Chondropoma jaulense, (endémico local), y una especie de arácnido Caribbiantes sp., nueva especie para la ciencia.  

 Forman parte de la lista general 5 especies de anfibios, 19 de reptiles terrestres, de las cuales 14 son endémicas. Se han listado 106 especies de aves y resaltan por su importancia el carpintero verde (Xiphidiopicus percussus), el cabrerito de la Ciénaga (Torreornis inexpectata) y el pechero (Teretistris fornsi), todas consideradas géneros endémicos, lo que realza la exclusividad de la avifauna de la región.

En esta zona marina, hasta el momento se han identificado 24 especies de gorgonáceos, 24 de corales, 78 de algas y 3 de fanerógamas marinas. En las crestas arrecifales y arrecifes frontales de la reserva se han observado 95 especies de peces pertenecientes a 31 familias, lo cual representa alrededor del 10 % del total de especies consignadas para aguas marinas cubanas. Las familias mejor representadas son chopitas (Pomacentridae) y doncellas (Labridae), con 10 especies cada una, seguidas por loros (Scaridae), con 8 especies, y roncos (Haemulidae), con 7.

Erróneamente se ha asociado el nombre de Cayo Coco al árbol de la familia de las palmas. Sin embargo, el origen del nombre de esta singular isla se halla en una zancuda nombrada coco blanco (Eudocimus albus) por el color de su plumaje, de pico largo, fino y curvo, que habitaba en el cayo en grandes poblaciones.

Hallazgos arqueológicos recientes han demostrado que los amerindios caribeños fueron los primeros pobladores de la isla de Cayo Coco y cayos adyacentes. En épocas posteriores (década de los años 20 del pasado siglo) esta isla de gran extensión fue objeto de actividades económicas como el fomento de la cría de ganado vacuno y porcino, la tala y quema de árboles indiscriminada para la producción de carbón vegetal y la exploración minera (petróleo), lo que provocó la degradación de la vegetación fundamentalmente.

En la actualidad el área posee alto potencial para la realización de actividades de turismo de naturaleza, como la observación de aves y vida silvestre en general, aparte de que los valores paisajísticos marino-costeros permiten la práctica del senderismo y los recorridos náuticos.

 

Archivo CNAP. Plan de Manejo Reserva Ecológica Centro y Oeste de Cayo Coco (2012-2016). Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna, MINAGRI. Ciego de Ávila.