jardines de la reina

Fecha de creación, marco legal:  Se crea en 2002 y se aprueba legalmente por el Acuerdo  6803/2010 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros de Cuba.

Categoría de manejo: Parque Nacional.

Localización: Provincias de  Ciego de Ávila y Camagüey.

Grado de significación: Nacional.

Superficie: 217 036,00 ha., de ellas 16 079,00 terrestres y 200 957,00 marinas.

Administración: Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna (ENPFF).

Servicios para el visitante: Buceo, pesca al fly, vida a bordo, senderismo, observación de vida silvestre.


Valores del Área:

El grupo insular Jardines de la Reina se extiende desde el Golfo de Guacanayabo hasta la Bahía de Casilda, en la parte meridional de la isla de Cuba. Su extensión es de 360 km, formado por 661 cayos correspondientes a 3 cayerías, de ellas, la más importante es la de las Doce Leguas, localizada en el extremo oeste, frente a la costa meridional de las provincias de Ciego de Ávila y Camagüey. El acceso a las áreas del Parque se realiza solo por vía marítima a partir de 3 puntos fundamentales: el pueblo de Santa Cruz del Sur y los poblados costeros de Playa Florida y Júcaro.

La evolución y su relativa juventud geológica data del Pleistoceno-Holoceno. La ubicación geográfica de los cayos del archipiélago Jardines de la Reina propicia que los procesos de la dinámica litoral muestren evidencias de inestabilidad, fenómeno dado por la fragilidad típica de estas pequeñas islas cuyo sustrato y depósitos de materiales, quedan expuestos a procesos exógenos intensos, en el borde de la plataforma insular. Comprende las llanuras sumergidas e islas del archipiélago Jardines de la Reina, del distrito físico-geográfico de la plataforma suroriental.

Por su aislamiento geográfico y los diferentes factores ambientales que actúan sobre las poblaciones, este grupo insular se considera un reservorio genético que atesora especies exclusivas, como las descritas para insectos y moluscos, siendo un sitio de relevancia mundial por su diversidad biológica.

Hasta la actualidad se registran 32 familias de plantas vasculares con 81 géneros y 97 taxones infragenéricos. La familia con mayor cantidad de especies es Poaceae (19). Entre las plantas endémicas de estos cayos se encuentran: Heliotropium myriophyllum y Coccothrinax litoralis. La flora marina se compone de 183 especies de macroalgas (74 Chlorophytas, 37 Ochrophytas, 72 Rhodophytas) y 4 fanerógamas. La Halimeda pygmaea (Halimedaceae) se reporta  como nueva especie para el Océano Atlántico y para Cuba. Las especies H. cryptica var. acerifolia y H. pumila (Halimedaceae) son otras de las nuevas especies para nuestra isla.

De los 120 taxa de la fauna conocida en el área, 21 son endémicos de Cuba (11 taxa de reptiles, 9 aves y 1 mamífero). Se han identificado 12 especies con alguna categoría de amenaza. Hasta el presente se han colectado ejemplares agrupados en 4 clases, 18 órdenes, 125 familias y 266 especies de invertebrados. De ellas, 242 especies son insectos; 19 son arácnidos; 3 moluscos terrestres y 2 son quilópodos.

En Jardines de la Reina se han identificado 165 especies de invertebrados marinos, entre ellas, 60 especies de esponjas, 43 de gorgonias, 34 de corales, 19 de moluscos, 6 de equinodermos y 251, de peces. Los moluscos Chelidonura juancarlosi, Carabeginella flormarina, Vovarina noeli, Prunum albertoi, P. pulidoi y Olivella mayabe son nuevas especies para la ciencia.

La guasa(Epinephelus itajara) se encuentra con frecuencia en los manglares y arrecifes de esta región, especie que se considera en peligro crítico (CR).

Entre los reptiles se destaca la presencia de poblaciones de iguana (Cyclura nubila), de tortugas marinas: caguama (Caretta caretta), carey (Eretmochelys imbricata), tortuga verde (Chelonia mydas) y tinglado (Dermochelys coriacea), y el cocodrilo americano (Crocodylus acutus), mientras que entre los mamíferos son significativas 3 especies: la tonina (Tursiops truncatus), delfín moteado del Atlántico (Stenella frontalis) y el cachalote (Physeter macrocephalus).

Este territorio fue dedicado por el almirante Cristóbal Colón a Su Majestad Isabel de Castilla en uno de sus viajes alrededor de la isla. Este grupo insular se encontraba poblado por aborígenes cubanos a los que el almirante llamó indios cayos. Más tarde, la región era frecuentada por corsarios y piratas y, a su vez, fue una de las rutas para el comercio humano de esclavos africanos. Tales acontecimientos hacen de esta zona un sitio de alto valor patrimonial y arqueológico. Ha sido poblada por familias de pescadores desde finales del siglo XIX hasta la década del 60 del siglo XX.

Archivo CNAP. Plan de Manejo Parque Nacional Jardines de la Reina (2012-2016). Empresa Nacional para la Protección de la Flora  y la Fauna, MINAGRI. Camagüey