buena vista

Fecha de creación, marco legal:  Se crea en el 2000 y se aprueba legalmente por el Acuerdo 6871/2010 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros de Cuba.

Categoría de manejo: Área Protegida de Recursos Manejados.

Reconocimiento nacional e internacional: Reserva de la Biosfera, Sitio Ramsar, Área Importante para la Conservación de las Aves (IBA).

Localización: Provincias Sancti Spíritus, Villa Clara y Ciego de Ávila.

Grado de significación: Nacional.

Superficie: 315 466,24 ha., de ellas 83 658,97 terrestres y 231 807,27 marinas.

Administración: Junta de Administración.

Servicios para el visitante: Senderismo, buceo contemplativo, observación de aves, recorridos ecuestres, espeleoturismo, pesca al fly, pesca trolling, snorkeling, observación de vida silvestre, cicloturismo, recorridos náuticos y alojamiento hotelero.


Valores del Área:

El Área Protegida de Recursos Manejados Buenavista se encuentra en la región marino-costera del centro-norte de Cuba, forma parte del Archipiélago Sabana-Camagüey y ocupa áreas en los municipios de Caibarién, Yaguajay y Morón. El acceso terrestre se realiza desde el Circuito Norte, carretera Santa Clara-Caibarién hasta Morón y a través de los viaductos sobre Pedraplén Caibarién-Cayo Santa María y Morón-Cayo Guillermo; desde la Autopista Nacional, a través del vial Sancti Spíritus-Yaguajay, y por vía marítima desde cualquier puerto pesquero, turístico o embarcadero de los municipios mencionados.

El territorio ostenta las categorías reconocidas internacionalmente como Reserva de la Biosfera, otorgada en 2001, y Sitio Ramsar, en 2002. Incluye 9 áreas núcleo con categorías de manejo más estricta: Parque Nacional (Caguanes y Los Caimanes), Refugios de Fauna (Las Loras y Cayo Santa María) y Elemento Natural Destacado (Dunas de Pilar, Boquerón, La Chucha y Loma La Tasajera) y la Reserva Ecológica Cayo Francés.

En el área predominan los procesos abrasivos, fundamentalmente en las costas de los diferentes cayos, aunque también han dejado su huella hacia el interior en forma de superficies aterrazadas. Existen cúpulas tectónicas cársicas con campos de lapiés, escarpas cársico denudativas y superficies cársicas suavemente inclinadas con carso desnudo y parcialmente desnudo, que se combinan con llanuras acumulativas bajas pantanosas con playazos y saladares.

El proceso abrasivo, fundamentalmente por el noreste de cada islote, ha dado lugar a la creación de multitud de morfoestructuras (nichos, cuevas marinas, solapas, nuevas líneas de acantilado, montículos de bloques de lapiés superficial y de intercapas y desprendimientos). Las cuevas del área son de origen freático y conforman una tipología única para este sector, denominado “cuevas del tipo Caguanes”. El inventario asciende a 79 cuevas, de las cuales 36 están en el Parque Nacional Caguanes. Algunas de las formaciones cársicas de su interior incluyen estalactitas, estalagmitas, fungiformas, espaguetis, perlas, gours, huevos fritos, elictitas, dolinas, claraboyas y campanas de disolución.

El área posee grandes extensiones de bosque siempreverde mesófilo, bosque semideciduo típico, bosque semideciduo mesófilo sobre suelo esquelético, bosque de galería, bosque semideciduo micrófilo, bosque de mangles, matorral xeromorfo costero, vegetación halófila herbácea terrestre, complejo de vegetación de costa rocosa y bosque seminatural semideciduo micrófilo.

Es un área importante desde el punto de vista faunístico por la heterogeneidad de sus hábitats. Se han inventariado 873 especies, que se distribuyen en 627 géneros y 282 familias. Del total de especies, 601 corresponden a los invertebrados y 272 a los vertebrados. Entre los taxa con mayor riqueza de especies resaltan Insecta, con 361 especies; Aves, 182; Arácnida, 92, y Mollusca, con 88. Para las aves resulta importante ya que estas utilizan el área como refugio, para la alimentación, reproducción, estancia temporal y de desplazamiento durante las migraciones.

En la reserva se destacan por su belleza natural, los paisajes y ambientes terrestres y marinos en forma de humedales, arrecifes coralinos, cayos e islotes, bosques y cavernas y por su importancia para la conservación, las áreas de reproducción, desove y desarrollo de especies marinas, sitios de anidación de gran cantidad de especies de aves acuáticas que incursionan en los manglares y en tierra firme. El territorio contribuye al equilibrio ecológico de los grandes archipiélagos, fungiendo como laboratorio natural para desentrañar los importantes vínculos existentes entre las zonas terrestres y el mar.

El área comprende la zona más densamente poblada por sitios arqueológicos aborígenes del territorio nacional, con gran desarrollo del arte parietal, dotada de numerosos dibujos y pinturas rupestres. La actividad económica fundamental del territorio es la agricultura, ganadería y la pesca.

Archivo CNAP. Expediente del Área Protegida de Recursos Manejados Buenavista, para su presentación al CECM.